Entrevista a Sandra Férix

La obra de Sandra esboza profundidad, caminos interiores y un recorrido que, sin lugar a dudas, ha comenzado desde lo más profundo para dar lugar a transformadoras obras. Estuvimos conversando en su atelier ubicado en Galería Paseo Real en La Barra, en donde nos contó sobre su obra y experiencia de creación. ¡Te invitamos a conocerla!

¿Cómo descubriste tu vocación?

En el año 2016 comencé un proceso de búsqueda, yo tenía mi profesión, en la cual trabajaba hacía 20 años, pero ya no me llenaba. Había escuchado que todas las personas tenemos dones y talentos para desarrollar, que cuando los encontramos y podemos compartirlos sentimos un gran entusiasmo por la vida. Así fue que comencé a concurrir a distintos talleres artísticos, hasta que me encontré con la pintura… ¡pintaba todo lo que encontraba! Me dí cuenta que haciendo eso el tiempo se me escurría y me encantaba.

¿Comenzaste tu formación en ese momento?

Hice una formación artística de 3 años en la Escuela de Arte Pedro Figari, en donde aprendí mucho y experimenté, en paralelo acudí a diversos talleres particulares ampliando mi horizonte conceptual. Le siguieron 2 años de Bellas Artes en Montevideo previo a mudarme a La Barra.

¿Cómo fue que decidiste mudarte para La Barra?

Me vine sabiendo que en este lugar se nuclean muchos artistas plásticos, además que nos abraza la naturaleza y eso me inspira mucho. Justo era un momento de mi vida con muchos cambios a nivel personal, así que decidí aprovechar la oportunidad que se me estaba dando. Es un privilegio vivir acá en La Barra, agradezco mucho que la vida me haya traído a este lugar maravilloso.

¿Cómo fue el proceso creativo de descubrimiento que comenzaste a hacer?

La pintura es para mí una herramienta esencial que acompaña mis procesos internos y me permite conocerme, expresarme y plasmar lo que siento. Se produce una especie de alquimia interna, en donde conecto con los procesos que voy atravesando y los hago conscientes.

¿Por qué te acercaste a las disciplinas artísticas para la búsqueda interior?

Porque conectan con la creatividad y creo que ahí está el potencial del ser humano, cuando nos sentimos creativos aparece el entusiasmo por la vida y las ganas de crear.

¿Qué es lo que quieres transmitir a los demás con tu obra?

Poder dialogar a través de una obra es un verdadero privilegio, porque el espectador al observar aporta sus vivencias, sus ideas, sus recuerdos y sentimientos, dotándola de vida. Busco que el espectador pueda conectar con sus sentimientos y que la obra llegue, que le genere emociones agradables, ya que la obra no concluye hasta que alguien la observa.

¿Qué significan los portales o caminos que aparecen en tu obra?

Buscan recordar lo importante que es ir hacia adentro, conocernos, recordar lo que somos. Buscan ir hacia ese interior que es unidad, que es silencio, que es esencia. Intento ir cada vez más hacia mí misma, soltar las viejas estructuras y conectar con esa parte en donde está la claridad.

¿Cuál es la técnica que más te gusta utilizar?

El óleo, pero también trabajo mucho con técnica mixta, me gusta experimentar e investigar los materiales­ y nuevas técnicas. Suelo dejarme llevar para generar algo nuevo a partir de esa experimentación.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Trato de conectar con mi parte más profunda, observo qué está ocurriendo dentro de mí. Muchas veces no parto de una idea previa o un concepto, busco danzar con la pintura y me sumerjo en el proceso creativo, que al fin y al cabo creo que es lo más importante de la obra. El regalo más grande que la pintura me ha dado es poder conocerme.

¿Qué le podrías recomendar a las personas que no se animan a dar estos pasos?

Que sigan su corazón, porque cuando hay algo que realmente querés vas a poder atravesar todos los obstáculos. Por supuesto que la voluntad es fundamental, pero justamente surge cuando quieres hacer lo que realmente amas, sino te quedas en el camino. Siempre van a aparecer cosas que no vas a querer atravesar, es propio de dar grandes saltos, pero uno va confirmando la decisión a medida que va caminando. Muchas veces tuve desafíos muy grandes, tuve que hacer movimientos difíciles y gracias a eso puedo estar aquí hoy.

¿Qué momento de la historia del arte elegirías?

La segunda mitad del siglo XIX, donde se dieron los movimientos artísticos Impresionismo y Post­impresionismo. Los pintores impresionistas salieron de sus talleres para observar la luz, representar la naturaleza y escenas de la vida cotidiana, entonces le dieron a sus obras espontaneidad, intuición y una paleta de colores mucho más vívida. Ese grupo de pintores tuvieron mucha valentía y fidelidad con lo que querían expresar, porque se rebelaron ante las reglas académicas establecidas hasta el momento. Después los post­impresionistas se conectaron con su sentir, más que con lo que captaban sus ojos, permitiéndose mayor libertad expresiva en su estilo plástico, así que también me siento muy conectada con ellos.

¿Qué satisfacciones te ha dado la pintura?

Muchísimas, puedo decir que hoy hago lo que amo y compartirlo es una gran satisfacción.

¿Qué es el arte para ti?

Es una capacidad esencial en los seres humanos que nos permite expresar, comunicar, dialogar con el otro a través de ciertos elementos, en mi caso pictóricos, que colocados de manera intencional permiten comunicar una idea o concepto. A su vez el arte es un regalo para quien lo da y quien lo recibe.

¿En qué proyectos estás actualmente?

Tengo en perspectiva una exposición para fin de año en la cual ya estoy trabajando. También estoy con otro trabajo bastante profundo con respecto al hilo conductor de las obras y su investigación. Y otra cosa importante es poder transmitir algo de lo que yo he experimentado, así que estoy dando talleres de Expresión Plástica, desde el año pasado, tanto para niños como para adultos, tengo abiertas las inscripciones. También estoy preparando un taller en Punta del Diablo para el que fui convocada por un grupo de mujeres artistas.

¿Qué visión te ha dado tener un atelier al público?

Voy conociendo otra parte de mí, porque también con este cambio pasé a ser emprendedora, aprender de finanzas y un montón de cosas excelentes. Sin duda he conversado mucho con colegas que me han contado sus experiencias y eso me ha enriquecido muchísimo y también la vivencia cuando llega el cliente está buenísima. Actualmente mi foco está en poder trabajar con estudios de arquitectos y decoradores para lograr nuevas formas de comercializar mi arte.

Atelier Sandra Férix – Galería Paseo Real, Ruta 10, L12 / La Barra
www.sandraferixuy.com
IG @sandraferix / Teléfono: 099 308 815

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Añadir un comentario